fbpx

Ángela Gallud

La Empatía un Don o una Maldición.

La Empatía puede ser un Don o una Maldición.
Va mucho más allá de ponerse en la piel del otro, o de sentir compasión por los demás.
El cerebro de un empático funciona de manera diferente. En alguien que no tenga esta capacidad muy desarrollada, la sensación aparece ante estímulos determinados, pero en nosotros, está permanentemente activa, 24 horas, todos los días de tu vida. Es como estar sumergidos continuamente en un océano de emociones, las nuestras, y las del resto, sin poder escapar.
Ves más de lo que querrías ver, sabes cosas que te gustaría olvidar, y sientes el dolor ajeno como propio. Es imperativo aprender a manejarlo para que no interfiera en tus relaciones y en tu vida.
El primer paso es aceptarlo.
A partir de ahí, trabajamos..
Aquí me tienes si me necesitas.
Con todo mi amor. Ángela.